lunes, 12 de agosto de 2013

El pasado

Hace algunos días sucedió algo que me hizo volver atrás y ponerme a recordar y pensar porque las personas podemos vivir en un mismo entorno y crecer y sentir las mismas vivencias para luego interpretarlas de formas completamente distintas.

Esa es la magia de la vida.

No se bien porque razón algunas personas se quedan ancladas en momentos muy concretos de su pasado.

Supongo que solo quieren recordar aquellos momentos en que fueron felices en compañía de sus seres mas queridos.
Hay vidas en las que esos momentos se limitan a tres o cuatro, en igual numero los seres queridos.
Suelen ser momentos de la niñez en los cuales se han sentido felices, por eso los guardan como un gran tesoro.

Y cuando esos niños crecen , por alguna razón son incapaces de crear sus propios momentos felices, por eso se limitan a repetir y repetir con quien mas quieren esos mismos momentos, quedándose así anclados en su pasado y sin darse cuenta que los demás necesitan momentos distintos para poder compartir.

Y llega un día que esos momentos no pueden volver a repetirse ya que:
El viejo zoo, cerro sus puertas.
El circo dejo de existir ya hace mucho tiempo.
Aquel viejo cine, se esfumo.
En la plaza Cataluña ya no vienen las palomas a comer de tus manos....

Y es en ese momento cuando te sientes completamente  vacio,  miras atrás y te das cuenta que no has construido nada por ti mismo y no te queda mucho tiempo ni ganas para hacerlo....

Buscas un rincón,con poca luz,te dejas caer muy poco a poco hasta el suelo y allí sentado empapado en lágrimas te vuelves a recrear en aquello que nadie te podrá arrebatar....